Molly Antigone Hall

Molly Hall nació en Sussex en Reino Unido en 1994. Estudió Lenguas antes de dedicarse al Máster de Periodismo BCN_NY e hizo las prácticas en La Vanguardia. Su trabajo del final del máster fue un documental hecho con Miriam Monfort, sobre los trabajadores inmigrantes en la agricultura nombrados «Sueños Nobles».

Twitter: @mollyantigone

¿Dónde trabajas?

Acabo de completar ocho meses de prácticas en La Vanguardia, principalmente en el Magazine, pero también en el Canal Viajes y el Canal Historia y Vida, y espero seguir colaborando. Ahora empiezo a buscar trabajo como periodista, y aparte de eso, tengo unos proyectos personales que voy realizando en mi tiempo libre.

¿Piensas que el máster ha sido determinante para conseguir llegar a trabajar de Periodista?

Mi madre es periodista y siempre me dijo que uno puede serlo sin ningún título. Diría que es cierto, pero el periodismo es una profesión con reglas de oro y no hay mejor lugar que practicarlos que junto a grandes periodistas como profesores y en prácticas en uno de los medios más importantes del país.

¿Qué momento del máster es el que más te hizo aprender?

El máster fue una curva de aprendizaje en el que fuimos aumentando cada día nuestro conocimiento con el objetivo de salir al mundo como periodistas. Trabajar bajo presión y en equipo siempre me aportó mucho, como en radio o en televisión.  Pero el gran momento de aprendizaje para mí fue el TFM. Tras mucho trabajo, estrés, y también diversión, en un equipo de solo tres personas— Miriam Monfort, yo, y con la ayuda de nuestra tutora Carme Paez — creamos un documental. Jamás había hecho algo así y estuve muy orgullosa de nuestra labor.

¿Qué descubriste de ti en el master?

Descubrí de mi misma que soy trabajadora, que también puedo ser mandona, y que lo que motiva como periodista es la curiosidad y la esperanza de que la gente pueda entenderse mejor. Por otra parte, hice un máster en mi segunda lengua, un gran logro personal.

¿Qué cambiarías si tuvieras que volver a hacer el máster ahora?

Cambiaria poco, aunque pudiera volver a hacer el máster. Tuve que pasar por lo que pasé para aprender lo que tenía que aprender. Siempre pienso que seguramente si hiciera los testes de actualidad ahora sacaría mejor nota, y es gracias a que los profesores fomentaron el hábito de siempre estar al día. Eso se quedó conmigo.

¿Qué mensaje le darías a la siguiente promoción?

Mi consejo para la siguiente promoción sería que busquen las historias que más les emocionen y que las cuenten poniendo en práctica todo lo que van aprendiendo a lo largo del curso. Que sean valientes y comprometidos con su trabajo, y que usen este tiempo para practicar y aprovechar la ayuda de los profesores.